Por lo general, todos sabemos que de la uva se obtienen algunos de los mejores vinos en Medina del Campo. Sin embargo, lo que no mucha gente sabe es que se pueden obtener buenos vinos de otros frutos y bayas. Esto no debe confundirse con los vinos de uva a los que se les ha dado un tratamiento especial para otorgarles un sabor y un olor distintos. Hablamos de vino hecho en su totalidad con otras frutas. A continuación, te presentamos algunas de ellas.

Por supuesto, el vino no es vino sin la uva. La planta de la que esta procede, la vid, es el origen etimológico de muchas palabras relacionadas con el vino (por ejemplo, viticultura, vinícola o incluso el propio vino). Es la fruta predilecta en el arte de hacer los mejores vinos en Medina del Campo, debido a su alta capacidad de fermentación y al hecho de que no necesita muchos aditivos para dar sabor y cuerpo.

Pero con los años se ha descubierto que se pueden fermentar los jugos de otras frutas, si bien suele ser más complicado y muchas veces requiere de añadidos para ayudar al proceso de fermentación, o para aumentar o disminuir el grado de alcohol. Algunas de las frutas más comunes de las que se puede obtener vino son las manzanas (conocido como sidra), las moras, las frambuesas y las naranjas. Por otro lado, en algunos países se hace vino de piña, cereza, ciruela e incluso de plátano.

Como se menciona arriba, el proceso varía mucho dependiendo de la materia prima que se emplee, dado que no todos los frutos cuentan con las levaduras necesarias para fermentar bien.

Si quieres probar algo nuevo y maridar tu comida con el mejor vino, ven a visitarnos al Bar Restaurante Mejillonera. ¡Estaremos encantados de recibirte!